Cómo eliminar el sarro y la caries con remedios caseros

La caries dental es una enfermedad oral que se produce por una acumulación excesiva de bacterias en la superficie de los dientes. Estas bacterias crean ácidos (a partir de azúcar) y detonan problemas como la desmineralización del esmalte, la sensibilidad dental y el deterioro de los dientes, para combatir la caries dental no solo hay que apoyarse en estos remedios que te hemos , sino en una buena rutina de cuidado.

 Uno de los problemas más habituales es la aparición de sarro, también llamado tártaro o cálculo dental, que consiste en el endurecimiento de la placa bacteriana como consecuencia del depósito de minerales. Esta acumulación de sarro originará la proliferación de bacterias que producen mal olor.

una adecuada hingiene dental y el consumo de ciertos alimentos como la manzana, el tomate y las fresas, pueden ayudar a prevenir la aparición de sarro en los dientes. No te pierdas este artículo, te muestro cómo eliminar esa coloración amarillenta o marrón entre las encías y los dientes.

El sarro en los dientes tiene una textura rugosa y, además de ser un problema estético, puede acarrear la aparición de otros problemas de salud más graves. Esto es debido a que el sarro, al interactuar con ciertos alimentos como las golosinas, los refrescos y las frituras, desprende un ácido que puede generar caries.

 Limón.

El limón es  de los blanqueadores dentales por excelencia. Además, este cítrico tiene propiedades antibacterianas muy efectivas para quitar el sarro de los dientes. Pero recuerda siempre después de utilizarlo enjuagar bien con agua.

El limón tiene muchos beneficios para el organismo ya que es antioxidante, antiséptico, antibacteriano, diurético y un desintoxicante natural. Además, para el blanqueo de los dientes tiene también mucha eficacia ya que es un potente aclarador natural.

Con este cítrico puedes tratar tu dentadura para eliminar las manchas oscuras, lo que sin duda permitirá que las piezas recuperen su color original. Favorece también la eliminación del sarro acumulado y previene tanto el mal aliento como la acumulación de placa bacteriana.

Limón y agua: con este enjuague bucal casero de limón que vamos a recomendarte podrás conseguir muy buenos resultados. Hierve un poco de agua con el jugo de un limón en un cazo. Retira del fuego a los 5 minutos y espera a que se enfríe. Cuando se haya enfriado, cepilla tus dientes como haces habitualmente y utiliza la mezcla del agua con limón para enjuagarte la boca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*